1998 / Cegado por el oro (publicación)

Chile / Intervención gráfica

En el año 1998, en el marco de su exposición “Cegado por el oro” en la galería Tomás Andreu, Carlos Leppe realizó una publicación homónima cuyo carácter es difícil de definir. Si bien esta contenía información retrospectiva de su vida y obra, luego del trabajo realizado para la construcción de esta página web hemos descubierto que gran parte de la información ahí reunida es una ficción que el propio artista construyó sobre su producción y participación en el circuito artístico. Por esta razón y acorde a las líneas de insistencia que hemos encontrado en su trabajo, establecemos que “Cegado por el oro” se encuentra en diálogo con los intereses y obsesiones que colman su vida y su obra. Es por esto que nos acercamos a este objeto entendiéndolo como un híbrido editorial que transita entre el catálogo, el libro de artista y la monografía.

El libro consta de 96 páginas e incluye textos de Leppe, Jaime Muñoz, Nelly Richard, Matías Rivas, Carlos Altamirano, Rita Ferrer, Justo Pastor Mellado y Natalia Babarovic.

Leppe incorpora dos textos. El primero corresponde al discurso leído en la acción “La Biblia”, realizada en mayo de 1982. El segundo se titula “Camino recorrido”, y en él describe diversas acciones de su carrera, donde es complejo establecer un criterio nítido de distinción entre falsedad y veracidad de la información. Además, el libro contiene una sección titulada “Mi mundo privado” que funciona como álbum de fotos personal. Nuestra hipótesis es que se trata de una intervención gráfica inserta en el marco general del trabajo editorial del libro. En ella se reproducen fotografías de personas de su círculo íntimo, con pies de fotos que indican los nombres de los retratados, así como su relación con el artista. Leppe agrega a esta galería de imágenes, fotografías de si mismo en viaje y fotografías de objetos diversos que formaban parte del decorado de su casa habitación.

De este modo, consideramos que es verosímil sostener que “Mi mundo privado” es una intervención gráfica que tiene lugar en el seno de la publicación “Cegado por el oro” y que se ajusta perfectamente la insistencia que el propio Leppe manifiesta a lo largo de su obra, acerca de la importancia decisiva del álbum familiar.