2001 / Fatiga de material (instalación)

Instalaciones

En Galería Animal, en noviembre del año 2001, Carlos Leppe montó una instalación que tituló “Fatiga de material”.

Los cuatro muros de la gran sala de la galería fueron cubiertos de pintura negra, hollín y brochazos de pintura blanca, reproduciendo el entorno de una vivienda que ha sido afectada por el fuego.

El piso de la sala fue cubierto de una capa delgada de tierra, hollín, vidrios quebrados, lámparas, restos de ladrillos y piedras de diverso tamaño.

En medio de la sala fueron dispuestos cinco elementos, a distancias suficientes, ocupando una gran extensión: a) un cúmulo de piedras sobre el cual se instaló un anafre que estaba encendido y sobre el cual se sostenía una olla ennegrecida llena de agua que hervía una mota de pelos en su interior; b) un par de zapatos usados; c) tres palanganas que contienen en su interior grandes cantidades de pelo sobre un fondo de agua; d) un par de sillas de estilo en calamitoso estado; y e) un colchón doble manchado tirado en el suelo, con las sábanas desordenadas y en la parte superior un cobertor de piel.

En el ingreso a la sala, desde el muro de la derecha,  siguiendo la totalidad del perímetro,  se acumulan centenares de botellas vacías, sucias, con tapa de trapo; luego un espejo con el vidrio pintado que al igual que una copia de una pintura chilena del siglo XIX están apoyados sobre la pared; enseguida, todo tipo de pequeña basura de faena de construcción, entre bidones vacíos y acumulaciones de cables eléctricos usados, hasta terminar con una acumulación de periódicos de grandes dimensiones.


error: