2001 / La última cena (instalación)

Instalaciones

 

Carlos Leppe, en la III Bienal del Mercosur, produjo una instalación que tituló “La última cena”.

Leppe hizo construir sobre una plataforma flotante una gran mesa que albergaba doce puestos finamente dispuestos para una cena de gala. Frente a cada puesto disputó una silla de comedor diferente. A cada una de ellas Leppe cortó las patas y las reconstruyó amarrando fragmentos de madera recuperada de la destrucción de otros muebles. Había sillas con las patas amarradas con cáñamo, mientras en otras las junturas de los fragmentos estaban aseguradas por cinta adhesiva de primeros auxilios.

Leppe hizo cocinar al horno un gran zurubí, pez fluvial, que fue instalado en medio de la mesa, acompañado por un gran número de bandejas con tortas exquisitamente decoradas y fruteros repletos de frutos exóticos y de flores.

La plataforma flotante fue transportada a un lugar distante de un centenar de metros de la ribera del río, frente a las instalaciones industriales de la Empresa de Dragados del Río, asegurada con gruesos cables marinos.

El propósito de Leppe era que las aves de rapiña que cruzaban el río se detuvieran a picotear la cena y convirtieran la mesa en una ruina.


error: